¿Cómo prevenir la caída excesiva de pelo?

A todos se nos cae el pelo, sí, a unos más que a otros, también. A las mujeres también se les cae el pelo, eso también lo sabemos. Es habitual perder entre 50 y 100 hebras de pelo al día y los cambios de estación también favorecen un recambio más marcado de cabello y, por tanto, mayor caída. Pero ¿cómo saber si la caída de cabello que tienes es excesiva? 

Aquí te vamos a dar algunas claves para saber por qué se cae el pelo en general, por qué todos sufrimos una caída estacional y pérdida de cabello progresiva con la edad. La caída o pérdida de cabello va a tener relación con muchos factores, es, por tanto multifactorial. La época del año, la ansiedad y el estrés, la alimentación, el clima, los hábitos, y otros tantos factores afectan a la salud de nuestra piel y por tanto de nuestro pelo.

caída de pelo en la cama

Tranquila, si estás pensando “se me cae mucho el pelo cuando me peino o después de lavarlo”, “se me cae mucho el pelo en otoño pero todavía soy joven”, aquí te vamos a dar unas cuantas claves para que sepas identificar por qué se cae el pelo de manera natural. Y es que a veces tenemos un exceso de caída que podemos controlar o mejorar con algunas pautas. Otras, sin embargo, debido a los cambios hormonales y otras enfermedades tendremos que ir al médico para asegurarnos de que está todo en orden. 


La caída de pelo en mujeres es un drama. Una vez más, nuestra sociedad acepta de una manera mucho más amable a un calvo que a una calva. Inevitablemente somos víctimas de este estigma y sufrimos pensando que nuestro pelo está perdiendo fuerza, densidad y cantidad. Esto puede provocar problemas de autoestima, ansiedad y depresión. Aunque la pérdida sea un hecho habitual, pues el ratio medio de caída es de entre 50 y 100 hebras al día, si comienzas a perder mechones enteros o zonas que se van aclarando, puedes estar experimentando pérdida de cabello y es necesario ir al médico. 

Mujer peinándose por la mañana

La pérdida de pelo femenina puede ser debida a una multitud de factores: el estrés, los cambios hormonales, el maltrato de nuestro pelo con ciertos productos, los secadores y las planchas, un verano bajo el sol, la sal del mar, etc. 


También existen factores genéticos que provocan alopecia, en el caso de la alopecia androgénica o androgenética, que es más común en hombres pero que también se puede dar en mujeres, es la degeneración progresiva del folículo piloso hasta que se produce la atrofia total y se pierde el cabello. Otros tipos de alopecia que también pueden tener orígenes genéticos son la alopecia areata o cicatricial que se da en zonas determinadas del cuero cabelludo y es también multifactorial; es decir, que no sólo influyen los genes sino otro tipo de causas como las infecciones, los tumores, las quemaduras o procesos inflamatorios de origen autoinmune. 


En otras publicaciones anteriores exploramos de manera más detenida las 6 razones más comunes por las que se cae el pelo


Sabemos que para algunas mujeres puede ser angustiante ver cómo se cae el cabello, pero no en todos los casos es síntoma de una calvicie inminente o de una enfermedad. Debemos saber que perder el pelo es algo fisiológico, el recambio de pelo, como en cualquier mamífero, es algo necesario. Los mamíferos tienen una muda estacional que está relacionada con la regulación de la temperatura del cuerpo, por eso tu gato o tu perro tienen momentos en los que pierden mucho pelo porque lo están renovando. 


Los seres humanos, gracias a la calefacción, los abrigos, los aires acondicionados y demás reguladores de temperatura, conservamos la tendencia a hacer esa muda estacional, pero ésta se hace de manera constante


El doctor Grimalt, profesor titular de dermatología de la Universidad Internacional de Cataluña, nos dice que conservamos cierta tendencia a acumular estos recambios, por eso muchas veces estas épocas de mayor recambio (y caída) coinciden con el final del verano y el inicio del otoño. 


Existen productos y alimentos que pueden ayudarnos a mejorar la salud capilar del pelo. Las carencias nutricionales en vitaminas, oligoelementos y minerales que forman la estructura capilar afectan al aspecto de nuestro pelo, pero cuando la privación es exagerada puede llegar a debilitar el folículo piloso y provocar la caída del cabello. Por eso, la alimentación es un factor clave para evitar la caída. Minerales como el azufre, el cobre, el hierro, el magnesio, el silicio, el yodo y el zinc, junto con las vitaminas del grupo A y las otras del grupo B, como la B6 y la B12, la biotina y el ácido fólico son aquellas que debemos incluir para tener un pelo sano, fuerte y brillante. Siempre sin olvidar una buena hidratación de nuestro organismo.

Judías verdes para fortalecer tu pelo

 

Alimentos como las judías verdes, vísceras de animales, levadura de cerveza, las yemas de huevo o los cereales integrales son ricas en vitaminas del grupo B, que nos ayudan a mantener un buen nivel de hemoglobina que transporta el oxígeno hasta nuestros tejidos. Los huevos, las verduras, la leche o el aceite de oliva son ricos en vitamina A, que tiene propiedades antioxidantes y actúa contra el envejecimiento de la piel, ayudando a regenerar tejidos como el cuero cabelludo.


En BETAMINS+ tenemos nuestros suplementos favoritos, en formato gominola, BETAMINS+ Hair & Nails, con una serie de ingredientes que nos pueden ayudar a mantener nuestro pelo y uñas sanos, fuertes y brillantes. Algunos de los ingredientes que nos ayudarán a prevenir la pérdida de pelo y, a la vez, mantener el que tenemos lo más sano y fuerte posible son: la biotina, muy importante en muchos procesos relacionados con la piel y el cabello, el ácido pantoténico o la vitamina B5 y el ácido fólico que también juegan un papel fundamental en el mantenimiento de nuestro pelo sano, fuerte y radiante.

Comentarios

Deja un comentario